Senado de Estados Unidos aprobó la reforma fiscal del presidente Donald Trump

Patrice Gainsbourg
Dezembro 3, 2017

La Cámara Alta aprobó su versión con 51 votos a favor, todos de senadores republicanos, y 49 en contra.

La votación de las enmiendas a la propuesta ley tributaria ha tomado ya alrededor de 13 horas.

El Senador Bob Corker y otros querían agregar una disposición que desencadenaría aumentos automáticos de impuestos en los próximos años si los recortes impositivos en la legislación no logran impulsar a la economía y generar ingresos suficientes para compensar la expansión prevista del déficit.

El presentador de noticias de Univisión, Raúl Peimbert, en entrevista telefónica para XEU Noticias desde Houston, Texas, se refirió a la reforma fiscal impulsada por el presidente republicano Donald Trump aprobada en el Senado la madrugada de este sábado.

La ambiciosa reforma fiscal que promueve Trump implica un aumento del déficit presupuestario de $1.5 billones en la próxima década que él considera fundamental para revitalizar la actividad económica y acelerar el crecimiento anual del país por encima del 3%. Criticó a los republicanos por presentar una ley revisada de 479 páginas que nadie pudo leer con detenimiento poco antes de la votación final, afirmando que "El Senado está tocando un nuevo fondo en cuanto a artimañas".

El eje central de la propuesta republicana es una reducción impositiva a las empresas del 35 % al 20 % que el Senado prevé para 2019 y la Cámara de Representantes pretende inmediata.

E-Título: seu título eleitoral no celular
Por enquanto, o e-título está disponível apenas para aparelhos de celular que funcionam com o sistema Android , do Google. Os eleitores que comparecerem à seção eleitoral com o E-título só precisarão apresentar o documento digital.

Asimismo, también plantea simplificar los tramos de impuestos de la renta individual, al pasar de los siete actuales a cuatro: del 12%, del 25%, del 35% y del 39.6%.

El presidente Trump ha celebrado la aprobación de la reforma por el Senado.

La propuesta legislativa elimina un mandato clave de la reforma sanitaria de Barack Obama: las penalizaciones para aquellos estadounidenses que no contraten un seguro médico.

La reforma debe ser ahora discutida para unificarla con la aprobada por la cámara baja, que ya le había dado el sí.

Con la reforma fiscal casi bajo el brazo, los republicanos afrontan más confiados las elecciones legislativas de 2018 que supondrán un plebiscito a la gestión de Trump.

Outros relatórios LazerEsportes

Discuta este artigo

SIGA O NOSSO JORNAL